Caballos

El caballo en los ejércitos


El caballo ha sido utilizado por los ejércitos desde hace miles de años con diversos fines: transporte, abastecimiento, reconocimiento y por supuesto como elemento fundamental en los propios combates.

Se cree que la caballería pesada la desarrollaron los antiguos persas, quienes criaron un tipo de caballo más fuerte y musculoso que el existente, que pudiera soportar las armaduras completas que llevaban tanto los caballos como jinetes.

Pasada la Edad Media, el Renacimiento trajo consigo la creación de armas más livianas como el "mosquete",  volviendo la caballería ligera a resultar útil tanto para la batalla como para agilizar la comunicación en la zona de guerra. El caballo pesado con armadura resultaba poco útil y fue relegado a tirar de cañones y carros de suministros.

A principios del siglo XX todavía se utilizaba la caballería ligera en la batalla, pero poco después de la Primera Guerra Mundial se dejó de lado como fuerza de combate.  Aun así, las unidades de caballería siguieron teniendo utilidad en la Segunda Gran Guerra y el ejemplo más famoso fue el ejército polaco que, escasamente equipado, utilizó caballos en la defensa de su país frente a las tropas de la Alemania nazi, aunque finalmente los carros blindados alemanes repelieron a la caballería polaca.

Aunque el uso del caballo como elemento de guerra ha decaído, aún muchas naciones conservan un pequeño número de unidades montadas, entre ellas España.


El caballo en la Guardia Real


Escuadrón de Escolta Real

Compuesto por:

Escuadra de Batidores

Montan caballos de capa negra de pura raza española (P.R.E.) y su misión es abrir y despejar el paso al resto del escuadrón.

Banda de Clarines y Timbales

Montan caballos de capa torda (P.R.E.) y su misión es ejecutar los toques de ordenanza y honor que correspondan a la autoridad.

Sección de Coraceros

Montan caballos de capa castaña (P.R.E.) y son los que van más próximos al vehículo de la autoridad, realizando un cordón de seguridad en sus desplazamientos.

Sección de Lanceros

Montan caballos de capa torda (P.R.E.) y forman el grueso de la fuerza del escuadrón que, tras los coraceros, protegen a la autoridad.

Batería Real

Creada en 1978 como Sección y el 1 de diciembre de 1993 como Batería, recoge la tradición de las baterías ligeras del arma. Su misión es rendir honores mediante Salvas de Ordenanza, así como participar en paradas y en desfiles solemnes.

Compuesta por:

Sección de Plana

Montan caballos alazanes (P.R.E.).

Sección Hipomóvil

Montan caballos hispano-bretones de capa alazana y negra. Son los encargados de tirar de las piezas Schneider de 75/28mm. y sus carrillos de munición.


Raza


El caballo que se utiliza actualmente en la Guardia Real es el español o pura raza española (P.R.E.).Se trata de una raza antigua que tiene su origen en el Siglo XVI, cuando Felipe II encargó a Diego López de Haro, Marqués de El Carpio, la creación de las Caballerizas Reales de Córdoba. Allí agrupó los mejores sementales y yeguas de las tierras que bordean el Guadalquivir, siendo esta Yeguada Real el origen de la raza del caballo andaluz.

Los avatares políticos en la España del siglo XIX dañaron considerablemente la cabaña equina nacional. A causa de la invasión napoleónica en 1808, las yeguas de las caballerizas cordobesas se trasladaron a las islas Baleares para preservarlas del expolio y una vez terminada la guerra contra Francia, en 1814, se trasladaron a la Yeguada de Aranjuez.

En 1893 el Ministerio de Guerra organizó la cría caballar en España, ubicando la yeguada nacional, que luego sería militar, en la Hacienda de Moratalla, en Hornachuelos y Posadas.  Para la recuperación del caballo andaluz se utilizaron 18 yeguas procedentes de Córdoba, Montilla y Jérez de la Frontera.

En 1912 Cría Caballar, que dependía del Ejército, abrió en España el primer libro para inscribir a los caballos tradicionalmente llamados “andaluces” como pura raza española (P.R.E).

Durante la Segunda República, las competencias de la cría caballar se trasladaron primero al Ministerio de Fomento, para pasar a depender posteriormente del de Agricultura.  En 1956, estas competencias regresaron de nuevo al Ejército, de quien dependen en la actualidad.